Antonio Carmona ya está en su habitación del Hospital San Francisco de Asis de Madrid y su recuperación es muy buena.

Desde el Hospital confirman además que esto "no afectará a su carrera musical" e incluso en un mes podría volver a los escenarios.

Ha abandonado la UCI, donde se encontraba desde el 4 de octubre a causa de una "importante" infección en la zona cervical y el suelo de la boca de la que aún se desconoce la causa, y continuará hospitalizado en planta posiblemente hasta la semana próxima.

Los médicos que le atienden en el hospital San Francisco de Asís de Madrid han explicadoque la vida del cantante (Granada, 1965) ha corrido peligro porque la infección afectó a las vías aéreas, "una zona vital", y porque había riesgo de que se extendiera a otros órganos.

Así lo ha manifestado la doctora Marisa de Teresa López, jefa del servicio de Unidad de Cuidados Intensivos del citado centro hospitalario, que ha comparecido junto a Rafael Botín, director médico, y los doctores del servicio de cirugía maxilofacial Laura García y Fernando García.

El cuadro médico ha descartado que la infección haya sido consecuencia de los implantes dentales que tiene y aseguran que la causa "tardará en saberse, porque la zona aún está muy inflamada", aunque han previsto que Carmona podría recibir el alta a principios de la semana que viene.

"El único antecedente de intervención que teníamos cuando al paciente ingresó el lunes fue la de los implantes una semana antes, por eso la primera reacción fue pensar que existía relación, pero hemos comprobado que no han tenido nada que ver y de hecho ni siquiera se los hemos retirado", ha destacado López.

Carmona ha estado seis días con sedación leve, "no coma inducido", como algunos medios apuntaban, "conectado a ventilación mecánica con tratamiento antibiótico de amplio espectro en espera de mejoría de la inflamación".

"Tras repetir prueba de imagen en dos ocasiones se comprueba la mejoría por lo que se retira sedación y ventilación mecánica con éxito", explica el centro en un parte médico.

Carmona había acudido a urgencias de ese centro por dolor e inflamación en la región cervical derecha y, tras intervenirle al día siguiente, encontraron "un pequeño abceso paramandibular derecho" por lo que quedó ingresado en planta bajo observación y tratamiento antibiótico.

"En las siguientes 24 horas la evolución es desfavorable con gran inflamación en la zona y dificultad respiratoria progresiva por lo que se realiza TAC que demuestra progresión de la infección por todo el suelo de la boca y región cervical con importante desplazamiento y compresión de la vía aérea", detalla el parte médico.

Le vuelven a operar "de forma urgente" para drenar la zona y queda ingresado en la UCI "debido a la importante inflamación que compromete la vía aérea".

El paciente seguirá con antibióticos intravenosos y "en breve", orales, y la intervención a la que le han sometido "no tendrá ninguna repercusión" para su profesión, y, "de hecho, ya tiene buena voz", según sus médicos.