El cantautor estadounidense y premio Nobel Bob Dylan, poco dado a hablar con los medios en los últimos tiempos ha concedido una larga entrevista, en la que habló de su inminente disco "Triplicate" y en la que dedicó elogios a la cantante Amy Winehouse.

"Sí, totalmente", respondió Dylan a la pregunta de si es seguidor de la fallecida cantante británica de soul, según sus declaraciones publicadas en su página web oficial.

"Ella fue la última (artista) realmente individualista", añadió el galardonado con el Nobel de Literatura en 2016.

Dylan charló con el periodista Bill Flanagan en una entrevista que, según el medio especializado Rolling Stone, es la primera de larga extensión que da el legendario cantautor desde hace algo más de dos años.

El músico publicará el 31 de marzo "Triplicate", un álbum triple de versiones de canciones clásicas de la tradición musical estadounidense.

Tras "Shadows in the Night" (2015) y "Fallen Angels" (2016), dos álbumes dedicados a reimaginar emblemáticas composiciones que en su día interpretó Frank Sinatra, Dylan continuará excavando en el cancionero estadounidense con "Triplicate", que estará compuesto por tres discos temáticos ("'Til The Sun Goes Down", "Devil Dolls" y "Comin' Home Late") con diez canciones cada uno.

"Es mejor que se publiquen todos al mismo tiempo porque temáticamente están interconectados: uno es la secuela del otro y cada uno resuelve el anterior", afirmó Dylan.

"Triplicate" incluirá versiones de temas como "Stormy Weather", "September of My Years", "As Time Goes By" o "How Deep is the Ocean".

Acerca de lo que puedan pensar sus seguidores de sus últimos trabajos, Dylan consideró que estos temas se hicieron para las personas "de la calle".

"Esas canciones son algunas de las más desgarradoras que jamás se han grabado y quise hacerles justicia", señaló el músico sobre los estándar (temas clásicos que forman parte de un canon) que ha grabado recientemente.

Dylan también contó anécdotas acerca de una fiesta que compartió con Bruce Springsteen y Frank Sinatra, y sobre una sesión de grabación prevista entre George Harrison, Elvis y él que finalmente no llego a ocurrir.

Además, el artista subrayó la importancia del rock, una música "esquelética" que llegó de la "oscuridad" y que cayó como "una bomba atómica".

"El rhythm and blues, el country, el bluegrass y el góspel estaban siempre ahí, pero estaban divididos: era genial, pero no era peligroso. El rock and roll era un arma peligrosa y cromada, y explotó como a la velocidad de la luz", describió.

Acerca del reciente fallecimiento de grandes figuras internacionales como Leonard Cohen o Muhammad Ali, Dylan lamentó su muerte y los consideró "hermanos".

"Vivíamos en la misma calle y todos dejaron espacios vacíos donde solían estar. Se siente solitario sin ellos", afirmó.

Respecto a la música que le ha gustado recientemente, destacó el último disco de Amy Winehouse y trabajos de Iggy Pop, Imelda May, The Stereophonics, Willie Nelson y Norah Jones, entre otros.