El administrador de negocios de la cantante canadiense Alanis Morissette, Jonathan Todd Schwartz, admitió haberle robado 4,8 millones de dólares entre 2010 y 2014, según ha informado el diario Los Ángeles Times.

Schwartz presentó hoy una serie de documentos legales en los que confesó ser culpable de fraude electrónico y evasión fiscal y en los que reconoció que, además de los 4,8 millones de Morissette, también sustrajo 1,7 millones de dólares pertenecientes a deportistas y celebridades cuya identidad se desconoce por el momento.

Durante su trabajo en la firma GSO Business Management, Schwartz se hizo con dinero de la artista canadiense a través de diferentes métodos como la falsificación de la firma de su clienta.

En una ocasión, Schwartz fue cuestionado por ciertos fondos perdidos y trató de encubrirlo asegurando que los había invertido, junto a otros empleados de la compañía GSO, en un negocio ilegal de marihuana.

El acusado comparecerá el 1 de febrero para escuchar la condena en su contra. Tras el acuerdo de culpabilidad con la Fiscalía, se espera que sea condenado a entre cuatro y seis años de prisión y a pagar 8,2 millones de dólares como indemnización.

"El señor Schwartz fue contratado para proteger el dinero de sus clientes gestionándolo de manera profesional, pero en lugar de eso malversó millones para enriquecerse", dijo la directora asistente a cargo de la oficina del FBI en Los Ángeles, Deirdre Fike.