1-800-273-8255,” es una canción fruto de la creación de Logic que ha buscado la colaboración de Alessia Cara y Khalid para auxiliar a la National Suicide Prevention Lifeline (NSPL), una organización que ofrece apoyo gratuito y confidencial y asesora en situaciones de crisis suicidas o angustia emocional en EEUU.

Es un número de teléfono.

Y, la canción, un canto a la vida.

Logic dice que en esta canción "se escucha a una persona al borde del precipicio que llama a la línea de prevención del suicidio de Lifeline. Así de sencillo, está dispuesto a llevarlo a cabo, siente que no tienen alternativa y expresa las razones por las que desear acabar con su vida. Entonces escuchamos las palabras del operador de Lifeline que argumenta las muchas razones por las que debe seguir luchando por sobrevivir y recalcando que esa es una solución permanente para una situación pasajera. Al final escuchamos al interlocutor expresar un nuevo aliciente vital y una perspectiva diferente sobre una vida que consideraban acabada, pero que en realidad está muy lejos de estarlo.